Make your own free website on Tripod.com

TEMA: POMPEYA, LA CIUDAD BAJO LAS CENIZAS

 

DESCUBRIENDO LA CIUDAD ENTERRADA


        Lo sorprendente de este hallazgo es la conservación casi intacta de los objetos y de la arquitectura de la ciudad. Este hecho se debe a la depositación de cenizas emanadas por el Vesubio,   actuando como un sello hermético sobre los diversos restos. De esta manera se pudieron conservar las calles, objetos (desde molinos de grano hasta vajillas y joyas), templos, teatros, termas, patios, e incluso los cuerpos de animales y personas; como si la ciudad hubiese quedado suspendida en el tiempo, por un lapso de unos 1500 años, hasta que en 1748 comenzaron las primeras excavaciones. Por lo tanto lo que el Vesubio sepultó en unas pocas horas el hombre tardó varios cientos de años en volverlo a la luz.
        Luego de la desaparición bajo las cenizas, se levantaron sobre sus ruinas, a pesar de que el Vesubio lanzaba periódicas erupciones, otras ciudades. Sobre Pompeya una pequeña población bautizada como Civita. Encima de Herculano se creó la aldea de la Resina.
        El crecimiento desmesurado de Nápoles, capital de un reino, obligó a construir un acueducto que llevara las aguas del río Sarno a la torre napolitana de la Anunzziata. El recorrido incluía el paso por un extremo de Civita, pasando por el valle del Sarno y fue realizado por el arquitecto Doménico Fontana. La excavación para su construcción descubrió algunas monedas y una inscripción que recordaba a la Venus pompeiana, según quedó consignado en la Historia de Nápoles, publicada en 1607 por Capaccio. 
        Aunque hubo intenciones de explorar la región, otra violenta erupción del Vesubio -acaecida el 16 de diciembre de 1631- la cual produjo más de 4000 víctimas. disuadió a los exploradores.  Años más tarde, en 1689, cuando se excavaba un pozo en la falda del Vesubio, se encontraron varios fragmentos de piedra. En uno de ellos se leía con claridad la palabra "Pompeya". El descubrimiento dividió a los científicos de la época. Pero Giussepe Macrini no se conformó con las discusiones: en 1693 emprendió, por su cuenta, unas excavaciones. Sus hallazgos quedaron consignados en su libro De Vesubio: "Bajo esta colina, en la parte en que declina, existen casas intactas, una gran cantidad de ruinas de paredes y pórticos, todas de ladrillo antiguo, que yo mismo he visto semienterradas..." Este hallazgo fue ignorado y con el tiempo, la vegetación borró los estos indicios encontrados por Macrini.

 

BREVE RESEÑA DE LOS DESCUBRIMIENTOS

 

Los trabajos oficiales comenzaron el 1 de abril de 1748. Pero fue Johann Joachim Winckelmann, arqueólogo alemán, quien reveló la importancia de este descubrimiento. Desde los primeros hallazgos se han ido revelando gran cantidad de restos, muchos de ellos aun están bajo las cenizas. Se calcula que una cuarta parte de la ciudad queda sin excavar, y la mayor parte de la zona continúa sepultada por tierra amontonada durante las excavaciones más antiguas. 
En 1912, en una calle que unía la strada dell' Abbondanza con el anfiteatro se encontraron varias casas, cada una con un balcón en el primer piso, de 6 m de largo por 1,5 m de ancho. 
        Los ataques aéreos durante la II Guerra Mundial dañaron gravemente algunas de las ruinas que han sido restauradas

 

Web recomendadas

 

Para consultas escribir a:

elhomosapiens@hotpop.com

 

El Homo Sapiens